Después de todo, ¿qué es la criptomoneda?

Criptomonedas

Las monedas digitales se están negociando desde hace años, pero nunca han sido tan evidentes. Existe un nítido y creciente interés por esta nueva forma de realizar transacciones financieras, como la compra y venta de mercancías y transferencias de valores. Los adeptos se multiplican cada vez más, pero, aún así, mucha gente se pregunta: después de todo, ¿qué es la criptomoneda?

Si usted es una de esas personas, no se preocupe. Este cuestionamiento es importantísimo. Comprender el origen y el funcionamiento de esta nueva forma de mover la economía es fundamental para hacer el mejor uso de este recurso innovador.

Por eso, siga acompañando esta guía completa sobre las criptomonedas y aclarar todas sus dudas.

1. ¿Qué es una criptomoneda?

Muchas de nuestras actividades diarias están vinculadas al universo digital. En este ambiente, interactuamos con otras personas, realizamos compras y ventas, buscamos informaciones y accedemos a los más variados servicios. Si fuera posible resumir todas esas actividades en una sola palabra, seguramente sería practicidad.

Todo quedó instantáneo y fácil, incluso las transacciones bancarias. Es muy probable que usted ya haga uso del Internet Banking y de aplicaciones desarrolladas por bancos para realizar servicios instantáneos. Todo muy rápido y simple, pero también seguro.

La creación de monedas digitales fue, por lo tanto, un camino natural dentro de ese contexto.

Una criptomoneda no es más que un código virtual. Sólo que, por supuesto, no es una secuencia cualquiera de números. Hay todo un mecanismo consolidado para crear esa codificación y hacer que se convierta en valores reales. Para ello, es necesario que el archivo sea codificado por el emisor y decodificado por el receptor, proceso conocido como encriptación.

La criptografía es responsable de asegurar el secreto en la transmisión de una información. El código, por lo tanto, puede ser comprendido como una contraseña que sólo puede ser descifrada por quien envía y por quién recibe ese código. Todo esto se hace a través de claves criptográficas, que son secuencias de bits, es decir, dígitos binarios.

Usted ya se dio cuenta de que estamos hablando de un código cifrado. Sólo el emisor y el receptor tienen la clave para acceder a ese código, que se convierte en valor real, es decir, una criptomoneda. Pero, ¿quién emite esa moneda?

El dinero que está en su cartera y en su cuenta bancaria fue emitido por la Casa de la Moneda. En el caso de las criptomonedas, no existe un órgano que regule su emisión.

Como la moneda virtual es un instrumento desarrollado por códigos abiertos de programación, cualquier persona que sepa programar puede enviarla. Véase bien, eso no significa que su creación sea aleatoria o descontrolada. Por el contrario, los protocolos de seguridad son extremadamente rigurosos.

¿Cuanto vale una criptomoneda? La respuesta es muy simple: tiene el valor que el comprador está dispuesto a pagar. ¿Sólo eso? Sí.

En el sistema financiero tradicional, hay una serie de factores que influyen en la valorización de una moneda, como inflación, escenario económico, reservas internacionales (una especie de ahorro gubernamental en moneda extranjera) y demanda (oferta y demanda).

Entre todas estas variables, la única que se aplica a las criptomonedas es la demanda. Si hay un gran número de monedas digitales para comercializar y pocas personas interesadas en comprar, su valor será reducido. Si la demanda aumenta, manteniendo o reduciendo la cantidad de unidades, el valor subirá.

Si usted ha acompañado las noticias, debe haber observado que las criptomonedas han alcanzado buenas valoraciones. Eso porque hubo en el período reciente una proyección de esos activos, justamente a causa de los récords de precios alcanzados.

¿Y después de la euforia? ¿Y si se generan muchas unidades de una determinada moneda digital, que está por encima de la demanda? La perspectiva, en esos casos, es de retracción? No necesariamente.

De hecho, hay oscilaciones significativas derivadas de la demanda. Sin embargo, existe un hecho que contribuye a que las criptomonedas mantengan valorizaciones incluso a largo plazo.

Cómo están formadas por códigos, hay limitación en la generación de secuencias binarias. Este límite de codificaciones posibles hace que el valor, aunque oscilando bastante, no se reduzca absurdamente a punto de inviabilizar las transacciones.

2. ¿Cuáles son las principales ventajas de las criptomonedas?

El proceso de creación de las monedas digitales no tendría sentido si no traían ninguna innovación en relación con el dinero y las transacciones bancarias convencionales. Por eso, vale destacar las principales ventajas ofrecidas por las criptomonedas:

Agilidad

Con transacciones realizadas exclusivamente por internet, es posible comprar, vender y transferir criptomonedas de forma rápida y sencilla.

Funcionamiento 24 horas al día

A diferencia de la red bancaria, las operaciones en monedas digitales se pueden hacer a cualquier hora, en cualquier día de la semana.

Acceso fácil

Como las carteras de criptomonedas se mantienen a través de un registro específico, con login y contraseña es posible acceder a su cuenta desde cualquier lugar del mundo, sólo con un acceso a Internet.

Descentralización

Las criptomonedas no están vinculadas a gobiernos u organismos financieros. No existe, por lo tanto, una centralización de las operaciones. Esto garantiza que su valor no será manipulado por políticas de mercado, lo que hace que la moneda digital sea también un excelente activo de protección contra la inflación y la deflación.

Alcance ilimitado

¿Va a hacer un viaje internacional? Usted puede utilizar sus criptomonedas para hacer compras en cualquier lugar del mundo. Además, es posible transferir valores entre carteras, independientemente del lugar de origen y destino. Todo ello sin generar costos elevados, como ocurre en las transacciones bancarias internacionales.

Intimidad

Sus datos no se conservan en las transacciones con criptomonedas. Lo que prevalece son las codificaciones y claves de acceso, sin ninguna vinculación con identidades personales en Blockchain.

La red bancaria, por ejemplo, requiere un gran número de datos personales que pueden ser hackeados. En el caso de las monedas digitales, basta con tener los pares de llaves para enviar y recibir valores, más nada. Todo el control de identidad queda a cargo de los Exchanges al realizar el cash-in o cash-out.

Seguridad

Vamos a abordar mejor los mecanismos de seguridad de las criptomonedas más adelante, pero es importante saber, desde ahora, que las operaciones son seguras, lo que está garantizado por un complejo sistema que incluye la encriptación y registros encadenados, asegurando que las operaciones no se pueden deshacer o rehacer.

3. ¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Para entender mejor todo lo que se ha explicado hasta aquí, es importante saber cómo funcionan las monedas digitales y cuáles son las características que garantizan su validez y seguridad.

El proceso de creación comienza con una actividad llamada minería.

La generación de la criptomoneda ocurre cuando se crea el código, pasando a formar parte de una base de datos que tiene características muy particulares. En primer lugar, es descentralizado. Es decir, la información no está bajo el control de una persona o entidad.

Otro punto importante es que esta base de datos está estructurada en bloques. Después de que la moneda se genera, sus movimientos se producen a partir de grupos de transacciones, los llamados blockchains (cadenas o cadenas de bloques). Estos bloques se forman periódicamente, por ejemplo, cada 10 minutos.

Esta estructura en bloques permite el movimiento de las criptomonedas y permite que todos los datos sean manipulados por programadores sin que exista riesgo de seguridad o extravío de información personal. Es posible describir todo este proceso, de la generación de la moneda a su preservación en la base de datos, en cuatro pasos.

1. Registro

En esa fase, se hace la entrada de la información. Los datos relativos al origen, valor y destino de la operación se incluyen en una especie de libro de registro.

2. Oficialización

La oficialización de una transacción hecha con criptomonedas sólo ocurre a partir del momento en que se integra al blockchain. Hasta que sea parte del bloque, el movimiento queda pendiente, aguardando la formación del bloque siguiente. Sólo a partir de ahí la transacción será considerada oficial.

3. Inmutabilidad

Una de las garantías que los usuarios de criptomonedas tienen es que las operaciones realizadas no serán alteradas, deshechas o vueltas a hacer. Es decir, las transacciones son inmutables. Una vez realizadas, no pueden ser modificadas. Pero, ¿cómo sucede esto? Una vez finalizada la estructura de un bloque, se genera un protocolo llamado hash.

La creación de este protocolo se realiza por medio de funciones matemáticas, en las que un hash deriva del otro, sucesivamente, formando una cadena. Si hay un cambio, por menor que sea, en uno de esos hash, todos los demás serán afectados. Ante este intento, la transacción se rechaza automáticamente.

 

4. ¿Cómo se hace la minería?

Ya destacamos aquí que la generación y movimiento de criptomonedas es descentralizada. Esto quiere decir que este procesamiento de información no es realizado por un grupo específico. Entonces, ¿quién está detrás de las operaciones? Son los mineros, personas que conocen procedimientos de programación.

Para que la operación sea oficializada, es necesario que sea incluida en una cadena de bloques. Este procedimiento es la minería, y los mineros son los responsables de esa función. Ellos toman las transacciones y las adjuntan al blockchain.

Aunque parezca una función simple, este proceso es complejo. Para ser realizado, depende de ordenadores potentes, con tarjeta gráfica de alta capacidad y espacio de almacenamiento superior a 30 GB libres. Esto sin hablar de conocimientos de procesamiento de datos y dominio de software específico.

Es evidente que ese trabajo no se hace de forma altruista. El minero es remunerado por la tarea realizada, es decir, recibe una cantidad en criptomonedas.

5. ¿Qué es blockchain?

El blockchain se ha convertido en una tecnología que hoy se ve como fundamental para garantizar la seguridad no sólo en las operaciones que involucran criptomonedas. En realidad, cualquier operación realizada por un sistema virtual puede beneficiarse de esta herramienta, como las transacciones realizadas por Internet Banking.

En el blockchain, todos los registros de entrada reciben una firma digital, que garantiza la autenticidad de la operación. Es importante resaltar que estamos hablando de una firma única y que, por lo tanto, garantiza la integridad de la información y reduce los riesgos de adulteración.

Podemos definir esta función como un protocolo de seguridad capaz de impedir que una misma transacción se haga más de una vez o sufra cambios.

6. ¿Cuáles son las criptomonedas más interesantes en el momento?

Más de mil monedas digitales ya han sido creadas. En este universo, es posible encontrar opciones y cotizaciones muy diferentes. Esto quiere decir que el potencial de crecimiento de valor y los usos posibles de cada una de estas monedas virtuales son distintos. Por eso, vale la pena conocer las principales criptomonedas.

La criptomoneda que más se destacó es Bitcoin. Creada hace casi 10 años, es posible afirmar que fue ella la que abrió espacio para otras monedas digitales, que son conocidas, por ser monedas alternativas.

Hoy, las miradas se vuelven hacia esas novedades, que se destacan por los diferenciales que ofrecen en relación al precio, facilidad de realización de las transacciones y accesibilidad en el uso corriente.

Vamos a detallar dos de esas alturas: la Ethereum y la Stellar.

Ethereum

Ethereum (ETH) fue creada en 2014 y alcanzó las apreciaciones más significativas en 2017, cuando el precio de la criptomoneda pasó de los US $ 8,52 a más de US $ 269. El alza fue superior al 3.000%.

La perspectiva futura de Ethereum es de crecimiento. Pero, Hay más ventajas a considerar, y una de ellas es la eficiencia. El proceso de minería es más simple a través de una programación amigable, requiriendo de los mineros un costo inicial menor con adquisición de equipos.

En la práctica, esto se revierte en menor costo en la realización de operaciones y transacciones que se concretan con mayor agilidad. Además, la aceptación comercial de la moneda es creciente y, con las perspectivas de valorización, tiende a aumentar cada vez más.

Tras el desarrollo de esta nueva infraestructura está la Fundación Ethereum, sin fines de lucro, fundada en Suiza. El equipo de desarrolladores que forma parte del proyecto tiene una relación transparente con los mineros y busca un perfeccionamiento constante de la infraestructura.

Stellar

La Stellar Lumens (XLM), así como la Ethereum, fue lanzada en 2014. Hoy, ambas están entre las 10 principales monedas digitales negociadas en el mercado de criptomonedas.

El bajo valor ya es, por sí solo, un atractivo, ya que la adquisición es viable y las perspectivas de alta son grandes. Un diferencial interesante de esta criptomoneda está en la Red Stellar, formada por instituciones financieras, personas y redes de pago. Por eso, ella se destaca como opción en la realización de micropagos, permitiendo transferencias baratas y en multimedias.

La agilidad es otra ventaja: en promedio, las transacciones tardan de 2 a 5 segundos para ser realizadas, lo que es poco en comparación con las monedas de  mas transacción, como el Bitcoin.

 

7. ¿Cómo comprar criptomonedas?

El proceso de compra, venta y transferencia de criptomonedas es simple. Podemos describirlo en 6 pasos:

1. Crear una cuenta

La creación de una cuenta para realizar transacciones de criptomonedas es simple y se asemeja a la creación de una cuenta de correo electrónico. La diferencia es que, en lugar de registrarse en un proveedor de correo electrónico, usted utilizará los servicios de un intercambio.

La exchange es una especie de casa de cambio que se encarga de registrar toda la información sobre las operaciones.

2. Haga el depósito inicial

Con el registro efectuado, ya es posible hacer el primer depósito. Para ello, es necesario hacer una transferencia bancaria.

3. Notifique el depósito

El siguiente paso es notificar en la propia plataforma que se realizó el depósito. Para ello, es necesario informar el valor depositado y la cuenta de origen del envío. Sólo así se hace el cruce de informaciones para validar la operación.

4. Confirme el crédito

El crédito estará disponible en su cartera en un plazo aproximado que va desde los 20 minutos a 24 horas, dependiendo del pais, después de la notificación del depósito.

5. Adquiera criptomonedas

Usted ya puede iniciar la adquisición de criptomonedas para cargar su cartera virtual.

6. Realice las transacciones

A partir de ahí, las transacciones de compra, venta, transferencia y pago ya pueden ser realizadas. Las opciones de uso de las criptomonedas en la compra de productos y servicios crecen cada día, alcanzando incluso la esfera de las donaciones a ONGs.

8. ¿Qué es un exchange market?

Un exchange market es un mercado de transacciones en el que el usuario puede trabajar con más opciones además de las tradicionales citadas arriba. La principal es la posibilidad de preestablecer valores de negociación.

Por ejemplo, si usted compró XLM por  $ 600 y quiere venderla cuando llegue a R 1200 basta definir esas condiciones para la venta, que sólo se realizará cuando la moneda llegue al valor deseado.

Esto vale también para la compra. Si el ETH está cotizado a  $ 14000 y usted quiere comprar cuando esté en $ 13000, puede hacer esa señalización. De esta forma, es posible aprovechar las mejores condiciones del mercado, de acuerdo con las expectativas y perspectivas de los usuarios. Este procedimiento se conoce como órdenes de compra y venta.

9. ¿Cuáles son los tributos que inciden sobre transacciones en moneda digital?

Como las monedas digitales no están reguladas en la mayoría de los países, la tributación de las criptomonedas es un asunto controvertido. Sin embargo, como son operaciones que resultan en la ganancia de capital, hay que tener atención a las reglas fiscales para evitar problemas.

Es importante observar que sólo la posesión de criptomonedas no implica el pago de tributos. Sin embargo, es fundamental declarar la detención de las monedas. Ya cuando hay la negociación en valores mobiliarios, hay incidencia tributaria.

10. ¿Cuáles son las posibilidades de uso de las criptomonedas como medio de pago?

La tecnología de blockchain está en pleno ascenso, y grandes grupos financieros y de TI han dirigido esfuerzos para adherirse a esa herramienta que ya se considera revolucionaria. Es fundamental recordar que sin blockchain la transacción de criptomonedas sería inviable.

Esta evolución está haciendo a las operaciones con monedas digitales más simples, ágiles y accesibles, facilitando mucho la realización de pagos con criptomonedas. Las apuestas son que en poco tiempo esta posibilidad estará ampliamente extendida.

Las innovaciones que se están conduciendo buscan una mayor agilidad en las operaciones de pago. Un ejemplo es PayPal, por ejemplo, que ya trabaja en ello. Recientemente, la empresa de pagos registró la patente de un Sistema de Transacciones Aceleradas de Monedas Virtuales.

De acuerdo con el registro, la tecnología se desarrolla para prácticamente eliminar “la cantidad de tiempo que el beneficiario debe esperar para estar seguro de que recibirá un pago en monedas virtuales a través de una transacción”. Esta evolución seguramente va a expandir las posibilidades de uso de las criptomonedas como medio de pago.

A pesar de ser una tecnología relativamente nueva, las criptomonedas se están diversificando y ganando cada vez más fuerza en el ambiente digital. Entender sus detalles y funcionamiento es el primer paso para aprovechar todas sus ventajas.

 

Last modified: 03/08/2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *